ES UN HONOR ESTAR CON USTEDES

ES UN HONOR ESTAR CON USTEDES

lunes, 25 de agosto de 2008

GENERALIDADES DE LA EMPRESA

En nuestro medio de vida tanto social como económico, la EMPRESA ocupa sin lugar a dudas el centro de desarrollo para cualquier sociedad en que nos encontremos.

Una empresa esta constituida por una organización: pública, privada, política, social, gubernamental, etc.

DEFINICIÓN.

EMPRESA, del latín inprehensa, significa toma o conquista; representa una acción esforzada y conjunta.

Como acción conjunta, empresa es toda asociación industrial o de otra índole, creada con el fin de realizar obras materiales, negocios o proyectos de importancia.

LA EMPRESA, Organización económica creada por la libre iniciativa, constituye una comunidad de personas e intereses que, al perseguir objetivos económicos específicos, forjan ideas y actitudes, crea oportunidades de progreso, fuentes de trabajo y de seguridad social, y es, con los demás sectores sociales, solidariamente responsable del desarrollo del país.

Una empresa es un sistema al que se supone capaz de transformar un conjunto de insumos (materias primas, fuerza de trabajo, capital, información y tecnología) en un conjunto de productos que toman la forma de bienes y servicios que se destinan al consumo de otras empresas o de individuos o grupos dentro de la sociedad.
La empresa es un concepto que surge a principios de este siglo asociado con la producción, cuando aún no se concebían los servicios como una fuente de valor, igual que las mercancías de la época. Actualmente, muchos autores utilizan indistintamente el concepto de empresa y de organización en sus trabajos.
Cuando se habla de organización, se hace referencia a cualquier compañía, corporación, firma, empresa, institución o parte de ellas, incorporada o no, pública o privada (de carácter lucrativo o no) con funciones y administración propias. La utilización del concepto organización se extendió rápidamente durante la década de los 80, y, como puede observarse, las definiciones de organización y empresa se hallan sumamente interrelacionadas. En el contexto de una organización, surge una empresa cuando aparece en ella una unidad con funciones y administración propias, donde puede identificarse un conjunto de entradas, procesos y salidas específicos, todo lo cual ocurre bajo una visión qué es lo que se desea lograr, una misión qué debe realizar la entidad para convertir la visión en realidad y cuál es su campo de acción y una estrategia cómo hacer para transformar en realidad la visión y cumplir la misión particular, aunque no necesariamente independiente o contrapuesta con la visión, misión o estrategia de la organización de orden mayor que le da cobertura.

La empresa nació para atender las necesidades de la sociedad creando satisfactores a cambio de una retribución que compensara el riesgo, los esfuerzos y las inversiones de los empresarios.
En la actualidad, las funciones de la empresa ya no se limitan a las mencionadas antes. Al estar formada por hombres, la empresa alcanza la categoría de un ente social con características y vida propias, que favorece el progreso humano - como finalidad principal - al permitir en su seno la autorrealización de sus integrantes y al influir directamente en el avance económico del medio social en el que actúa.En la vida de toda empresa el factor humano es decisivo. La administración establece los fundamentos para lograr armonizar los numerosos y en ocasiones divergentes intereses de sus miembros: accionistas, directivos, empleados y económicos.

Empresa es un término nada fácil de definir, ya que a este concepto se le dan diversos enfoques (económicos, jurídico, filosófico, social, etc.). En su más simple acepción significa la acción de emprender una cosa con un riesgo implícito.
Con base en las definiciones anteriores, se puede definir a la empresa como:Grupo social en el que, a través de la administración del capital y el trabajo se producen bienes y/o servicios tendientes a la satisfacción de las necesidades de la comunidad.

El objetivo de la EMPRESA es de suplir a la comunidad bienes y servicios con la máxima eficiencia. La empresa tiene por objetivos satisfacer necesidades económicas y así mejorar el nivel de vida de la población.

ASPECTOS DE LA EMPRESA:

SENTIDO Económico de la Empresa.
En sentido económico, la empresa es un conjunto de medios humanos y materiales que, a través de la producción y de la presentación de servicios busca la obtención de beneficios. En un sentido económico específico, la empresa se define como la unidad de producción o cambio basada en el capital y que persigue la obtención de beneficios, mediante la explotación de riquezas de la publicidad, de crédito o de cualquier otro medio.
Es importante que tengamos en cuenta que toda empresa requiere una organización; esto es, la combinación e integración de los factores de la producción según un plan que establece el empresario.

CARÁCTER JURÍDICO DE LA EMPRESA.

Toda empresa tiene su propia personería jurídica, y eso esta contemplado dentro del marco legal de cada nación. “Se entenderá por empresa toda actividad económica organizada para la producción, transformación, circulación, administración o custodia de bienes, o para la presentación de servicios”.


LA EMPRESA DESDE EL PUNTO DE VISTA SOCIAL.

Desde el punto de vista social, la empresa es una asociación de personas que, poniendo en actividad los elementos que dispone, procura a sus miembros y a sus familias el miembro de vida material y moral que les corresponde por su condición de seres humanos.
Ya no se puede pensar en la empresa privada simplemente como un mecanismo para la producción de mercancías, servicios y beneficios; o como un organismo biológico luchando para mantenerse vivo dentro de un ambiente. La empresa privada es hoy en día un sistema social con un gran impacto sobre las personas que la componen. Estas personas tienen una influencia recíproca en la sociedad en que participan.
Debe por lo tanto preocuparnos no sólo cómo se producen y distribuyen los productos, sino también el tipo de publicidad que se utiliza, la manera en que se empleen los recursos naturales, la disposición de los desperdicios y el impacto de todos esos factores en el fraguar de nuestros valores sociales.
La empresa aporta y postula muchos valores sociales y pensamos que es fundamental establecer un profundo contacto con esos, entre los que se destacan:

· El valor del individualismo.
· El valor de la libertad para emprender algo sin temor.
· El valor de la libre contratación.
· El valor del cumplimiento de los acuerdos
· El valor del pluralismo.
· El valor de la autoridad que nace de la capacidad y de los conocimientos.
· El valor de la productividad.
· El valor de la conciliación negociada entre patrones y trabajadores.
· El valor de la competencia por servir mejor y a menor costo.
· El valor de la participación.
· El valor de la asociación voluntaria.

LA EMPRESA COMO UN CONJUNTO DE ELEMENTOS.

La empresa, tiene su propia estructura social que deriva de los elementos humanos que la sirven; producción y consumo se dirigen a seres que viven en la sociedad, en una sociedad moderna, transformada en sociedad de consumo.

EL EMPRESARIO.

Es quien pone en movimiento capital, trabajo y dirección; les da el dinamismo que permite encausar las diversas actividades para la consecución del fin propuesto.
El empresario debe estar dotado de cualidades especiales para descubrir dónde está la ganancia, dónde están las oportunidades de inversión, e ir a buscarlas a fin de cumplir la tarea que tiene con la sociedad: producir organizadamente.

RESPONSABILIDADES SOCIALES DEL EMPRESARIO.

· Su responsabilidad ante los accionistas, lo lleva a buscar siempre un mayor retorno sobre la inversión e incluso forma una fuente de trabajo.
· El empresario tiene una gran responsabilidad no sólo desde el punto de vista del desarrollo técnico, sino también integral: Obreros, empleados, directivos, etc.
· Otra responsabilidad para con los consumidores. Los productos y servicios de la empresa tienen que ser cada vez de mejor calidad y con su respectivo costo para su adquisición.
· Y por último el empresario debe pensar con detenimiento en los valores, las convicciones, los compromisos de su empresa.

Estos cuatro elementos funcionarios, accionistas, consumidores, y sociedad deben estar bien balanceados para que la empresa logre sus objetivos.

El empresario es, por lo tanto, un motor de cambio, un elemento formidablemente dinámico de cambio, porque empuja continuamente hacia arriba hombres y sistemas.

OBJETIVOS Y FINES DE LA EMPRESA.

En una empresa los objetivos constituyen una parte fundamental ya que son los que guían los esfuerzos de ella, los que determinan las metas a las cuales se desea llegar, una empresa sin objetivos es como un barco a la deriva el cual se le debe encontrar su rumbo. Además, son un elemento motivante ya que al proponerse un fin dentro de la empresa los integrantes de ella se empeñarían en alcanzarlo.

Para el establecimiento de objetivos en una empresa se deben tener en cuenta ciertas áreas organizacionales las cuales son:

1. Su posición e imagen en el mercado.
2. Innovaciones.
3. Productividad.
4. Recursos Físicos y Financieros.
5. Rentabilidad.
6. Posición y responsabilidad gerencial.
7. Posición y actitudes del trabajador.
8. Responsabilidad social.

Las tres últimas áreas no son realmente objetivos sino, una declaración de política de empresa. Pero se coloca ya que la empresa antes que nada es un organismo social y debe establecer como objetivos unas responsabilidades sociales ya que ella se fundamenta en la sociedad.
Para la caracterización de los objetivos se deben tener en cuenta los siguientes puntos:

· Deben ser claros y específicos
· Deben ser realizados por todas las personas que integran la empresa, porque ellos son los que tienen la responsabilidad de alcanzarlo.
· Necesitan una revisión permanente y periódica con el fin de ver la aplicación de medidas para alcanzarlos.
· Participan en la realización los niveles más altos con el fin de proporcionar una guía al comienzo.


Objetivos generales de la empresa:

Los objetivos generales de la empresa son hechos con las motivaciones personales de los socios que deben responder a las áreas organizacionales.
Estos son:

· Objetivos de servicio.
· Objetivos económicos.
· Objetivos sociales.
· Objetivos de desarrollo.

Objetivos de servicio.
El objeto de la empresa es el de suplir a la comunidad bienes y servicios con la máxima eficiencia posible. Estos bienes y servicios deben satisfacer las necesidades de la sociedad, al costo más bajo y que permita precios competitivos, de tal manera que el accionista obtenga ganancias.

Objetivos económicos:
Toda operación empresarial debe generar un dividendo económico con el fin de permitir la continuidad y permanencia de la empresa.
El dividendo económico es el reflejo de la medida de la satisfacción de las necesidades y de la eficiencia de la producción. Después de esto se deben formular objetivos para la disminución de gastos y para incrementar el excedente económico.

Objetivos Sociales:
La empresa como fuente primordial de producción de bienes y servicios tiene la obligación de mejorar el bienestar de la comunidad. La sociedad espera que la empresa pague los salarios justos a sus trabajadores, pague a los proveedores, obtenga dividendos por la inversión, tenga calidad en sus productos y proteja el medio ambiente.

Objetivos de desarrollo:
Cuando una empresa tiene objetivos de desarrollo es que desea mayor efectividad en la producción. Los programas de desarrollo generan una gama de actitudes que diferencian la actividad del administrador profesional en diversas áreas tales como:
· Dirección General.
· Dirección Internacional.
· Administración.
· Economía.
· Finanzas.
· Comercialización.
· Producción.
· Informática.


OBJETIVOS QUE COMÚNMENTE PERSIGUE LA EMPRESA.

Objetivo del beneficio máximo.
En la actualidad, más que un beneficio máximo, las empresas lo que pretenden son, obtener un beneficio “Suficiente”, es decir maximizar su utilidad.

OBJETIVO DE SUPERVIVENCIA.
La empresa, al igual que cualquier otro organismo socio-económico, trata de sobrevivir.
El objetivo de la supervivencia es más fundamental todavía que el de maximizar la productividad.

OBJETIVO IMAGEN.
También la empresa moderna tiene mucha importancia en la creación de una buena “imagen”. Es decir de disfrutar de prestigio frente todas aquellas personas e instituciones que de algún modo se desarrollan con ella.
Frente a sus clientes, la empresa tratará de realizar la calidad del producto y la competitividad de sus precios. Frente a sus proveedores realizará la seriedad en sus relaciones comerciales. Frente a sus trabajadores tratará de realizar su política laboral y social. Y por último, ante el Gobierno y la comunidad la empresa pretenderá aparecer como una institución que contribuye notablemente con la renta nacional y con el desarrollo de la comunidad.
Dicho de otra forma, hablar de imagen es pensar en valores sociales, culturales, políticos y éticos.

OBJETIVO DE PODER.
El poder de monopolio no siempre va dirigido a la obtención de la máxima utilidad, sino más bien a la estabilidad de la misma.
La búsqueda de “poder”, en general poder de monopolio, puede ser el objetivo fundamental de la empresa hay determinadas circunstancias.

ÍNDICES FINANCIEROS COMO OBJETIVO.
En determinados momentos de problemas financieros, la maximización y minimización de un índice financiero puede ser el objeto principal de la empresa.

OBJETIVOS SOCIALES.
La empresa moderna es una importante fuente no sólo de ingresos, sino también de beneficios psicológicos para el personal. Es evidente que todo aquel que trabaje en una empresa cambia su esfuerzo por un salario.
Algunas veces y en determinadas empresas, los objetivos sociales pueden estar por encima de los objetivos económicos.
La empresa debe dar a todos los que en ella trabajan, y no sólo a los ejecutivos y a los técnicos, la ocasión de realizarse dentro de sus mejores posibilidades.